Eng / Esp

¿QUÉ DICEN DE MÍ?

“Tuve la suerte de encontrar a mi coach, Moci, en un grupo al que acudíamos regularmente las dos. No la conocía mucho, pero lo suficiente como para quejarme un poco con ella.

Cuando Moci me ofreció ser mi coach personal yo estaba saliendo de una depresión pero me costaba mucho volver a la rutina, retomar tareas que había dejado atrás e incluso hablar con personas. Para mí, las sesiones con Moci me daban aliento para continuar, pues tenía metas que cumplir, semana a semana, no eran metas muy grandes, pero eran tareas que lograron que me reconociera a mí misma de nuevo. En mi caso tener un coach es ideal porque es directo, quizás no vaya a tratar tus traumas escondidos, pero si te mostrará tus miedos presentes y te orientará para que puedas vencerlos.

Según mi experiencia un coach te ayuda a ver con mayor claridad tu situación presente y lo que debes hacer si la quieres cambiar. ¿Parece simple? No lo es.”

Gina, Húngara Colombiana,

vive en Budapest

“Cuando empecé a trabajar con Moci en realidad no creía mucho en el Coaching. La contacté porque estaba (y aún estoy) en una fase de transición en mi vida y no estaba viendo el futuro con mucho optimismo. Su visión positiva en relación al cambio y cómo afrontarlo y abrazarlo me llamaron la atención y me hicieron pensar “¿Por qué no? ¡Daño no puede hacerme!

Las sesiones de Life Coaching con Moci fueron muy fortalecedoras y empoderadoras. Fueron un espacio seguro en el que reflexionar en voz alta sobre lo que me estaba haciendo poner en duda la que se es una de las mejores decisiones de mi vida. Moci fue muy sensible y un gran apoyo. Hoy me siento mucho más relajada y optimista sobre el futuro y hasta estoy esperando con entusiasmo que los cambios que están por venir efectivamente lleguen. Moci me ayudó a darme cuenta que en realidad estoy acercándome a la vida que siempre quise y que no hay razón para tener miedo, al contrario, que más bien debo estar feliz y agradecida.”

Marion, Alemana,

vive en Rumanía

“Gracias por ayudarme con mi desarrollo profesional, pues me entendiste en cuestión de segundos y me ayudaste a centrarme en mis prioridades y hacer lo que realmente importa para no perder el objetivo central...¡mi carrera, mi profesión! Cuando entendí qué es importante para lograr lo que quiero, fue más fácil decir "NO" a esos factores distractores. ¡De corazón te agradezco tu guía!”

Iris, Costarricense,

vive en Budapest

"Empecé a trabajar con Moci recientemente y, a pesar de que estamos en una etapa muy inicial del proceso de coaching, desde ya puedo decir que su cuestionario introductorio es muy útil como punto de partida. Me ayudó a centrarme en los problemas reales a los que me estaba enfrentando y no en otras cosas que no eran realmente el problema. Me gustó mucho, que ella escucha y presta mucha atención a lo que estoy diciendo. Las sesiones han sido un espacio seguro para abrirse y compartir mis pensamientos. Estoy ansiosa continuar el proceso y ver a dónde me llevan nuestras sesiones".

Simone, alemana,

viviendo en Budapest

"Cuando empecé el proceso de coaching mi visión era que, con el apoyo de mi coach, podría mejorar mi calidad de vida. Yo esperaba que pudiéramos encontrar mis "errores", mis debilidades y que trabajaríamos para mejorar y resolverlos con el fin de sentirme más segura y más feliz. Me esperaba tener algo de control en mi vida y que mi coach estaría a mi lado, asegurándose que cumpla con mis compromisos para así alcanzar mis metas.

Moci cumplió con mis expectativas; ella siempre llevaba la cuenta de todos mis objetivos y las acciones necesarias que yo había decidido realizar para lograrlos. Me recordaba siempre cuáles eran las prioridades que había establecido para asegurarse de que siguieran siendo lo que quería y me mantuvo siempre responsable. Ella compartió conmigo recursos interesantes que me podrían ayudar a mantenerme fiel a mi plan de acción (enlaces, artículos y relatos de motivación).

Moci es tan motivada y feliz en su vida en que me gustó el ambiente que proyectaba. Ella tiene una personalidad positiva y equilibrada que me gustó mucho. Me sentí cómoda compartiendo mis problemas con ella, ella los tomó siempre en serio y trató de ayudarme a la hora de plantear posibles soluciones.

Al comienzo de nuestras sesiones, me sentía destruida e infeliz: quería dejar mi trabajo. Entonces tomé la decisión de hacer un plan para mi futuro: dejé mi trabajo, viajé e hice todas las cosas que me gustan. Hacia el final de nuestro proceso recibí 3 ofertas de trabajo y estoy muy contenta con la elección que hice profesionalmente y en mi vida en genera."

Klara, húngara,

vive en Budapest

“Me gustaron mucho tu personalidad y actitud agradables y abiertas. Me ayudaste a pensar en compromisos y acciones que podía asumir o realizar que me hicieron reflexionar sobre cómo podía mejorar en aquellos campos que quería corregir y de esta manera también encontré un montón de grandes ideas, que puse y que aún sigo poniendo en práctica todos los días. Lo que más me gustó es que, con tu ayuda, pude ver que hay muchas "pequeñas cosas" que puedo cambiar en mi rutina diaria que pueden tener un gran efecto en mi vida en general. Me gustó mucho que escucharas mis problemas, que me apoyaras sugiriendo ideas constructivas y que cuando se me ocurría un plan que podía poner en práctica, te emocionabas casi tanto como yo. Me gustaría darte las gracias por tu ayuda y te deseo todo lo mejor con tus futuros clientes y en tu vida personal.”

Anita, húngara,

vive en Budapest